Ni Karina se hubiera imaginado que su canción llegaría tan lejos. Hiperconocida e interpretada, también por políticos. “Aquí está, viene ya, tan feliz” narra la letra. Así fueron los años pasados de Ignacio González hasta que, por jugar tanto a ser arquero, le costó la bendita cárcel.

“Por jugar tanto a ser arquero, le costó la bendita cárcel”

Esta se ha convertido y, sino, se convertirá, en su paraje favorito. No lo queda otra. Ignacio González ha hecho gala de su personalidad. Asquerosa, por cierto. Y pagará por ello. Porque, aunque a muchos les moleste, incluido a él mismo, la justicia existe. Démosla tiempo que al final hace efecto.

‘Nachete’ creía que su cortijo era inexpugnable e intangible. Una dictadura tapada con el telón de la mentira que nunca nadie iba a descubrir. No tenía amigos, solo compañeros criminales. El resto eran todos enemigos, vistiesen de PP, de PSOE o de Guardia Civil.

“No tenía amigos, solo compañeros criminales”

Saltan grabaciones y es inevitable que se te salte una lágrima de la sorpresa. Surrealistas conversaciones acuchillando a aquellos que parecían sus hermanos delante de las cámaras. Ni Esperanza Aguirre ni Rajoy se han librado las flechas del bueno de Ignacio. La lideresa popular, que por cierto sigue intacta judicialmente mientras él ya ha probado el hostal de Soto del Real, era vista poco menos que de “hija de puta”. Mismos términos que caían sobre la persona de Mariano Rajoy. No sé cuánta vida política les quedará a estos dos, pero seguro se han comportado más legalmente que González.

“Él ya ha probado el hostal de Soto del Real”

Nacho González va contra todo y contra todos. Ha demostrado ser un corrupto sin escrúpulos que llegó a la política para erigirse rey de Madrid. Se olvidaba de un Estado de Derecho y una división de poderes que sigue vigente en territorio español.

Tanto lanzar flechas que no denotaban mucho cariño le ha costado el tipo. Ni áticos ni vacaciones. Rejas y recreos. Se ha retratado. Puestos a ser corruptos, seámoslo con clase. Pero eso es demasiado pedir. Bendita tecnología que ha permitido conocer más a fondo las cloacas de la corrupción. Ojalá que esta historia no tenga fin.

 

Autor: M.M.

Fotografía: Twitter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s