Qué no salgan impunes, por todos y por Víctor

Legionario, servidor y español. Esto último fue lo que le costó la vida. Más bien el hecho de poder lucir orgulloso los colores de una bandera que sí le representan. Aún seguimos anclados en un antiespañolismo que convierte en franquista a aquel que porta la rojigualda.

Víctor Láinez fue asesinado por un terrorista. Y sí, le denomino como terrorista porque ya dejó tetrapléjico, según ha publicado El Mundo, a un policía en Barcelona. Terrorista por eso y por descerebrado. Asesinar por tener unas ideas no deja lugar a dudas de que le corresponde ese calificativo -como mínimo-.

“Víctor Láinez fue asesinado por un terrorista”

Víctor ha sido la última víctima de un sentimiento que lleva germinándose desde hace muchos años y que tiene su raíz en el postfranquismo. Los que no lo vivieron han querido erigirse salvadores de su patria republicana. No tienen ni idea. Qué asco aquel que sigue estando del lado de la revancha y el linchamiento de una parte contraria que ya ha evolucionado. Ni unos ni otros han tomado de la mano al raciocinio.

Llegados a este punto solo se puede desear que no salgan impunes. Por todos los que han soportado presiones, amenazas y agresiones por sus ideas. Sean de derechas, izquierdas o de centro. No importa si el baremo es el mismo. Qué no salgan impunes, por todos y por Víctor.

“Ni unos ni otros han tomado de la mano al raciocinio”

Desde aquí mandamos, aunque sirva de poco, todo el apoyo posible a la familia y amigos de la víctima.

 

Autor: M.M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s