Desde pequeños se nos enseña que señalar a alguien es de mala educación. De mayores algunos lo olvidan. Y en la actualidad, se podría decir que señalar es un poco extremista y radical.

Nos hemos cansado de verlo en Cataluña. Etiquetemos a las personas por independentistas y por no independentistas y, en función de ello, ya evaluamos si queremos o no relacionarnos con ellos.

En pleno siglo XXI, cuando la mentalidad de la sociedad debería estar más abierta que nunca, la posición política de la gente se ha convertido en un tema tabú. Un tema tabú por imperativo. Por obligación ante algunas corrientes que ven al que piensa distinto como su rival en la vida.

“La posición política se ha convertido en un tema tabú”

Qué pena tener que ver esto y más aún si se refiere al periodismo y la política. Un empleado público señalando a un periodista por informar. Con respeto y con rigor, sin opinión. Uno le paga el sueldo al otro y, además, parece que debe amoldarse a la ideología de este.

Estrategia típica de la Alemania nazi, el régimen comunista ruso, o la dictadura de Corea del Norte. Para que luego digan que la prensa española es manipuladora. Bastante que sigue con vida cuando se pone tanto esfuerzo en reprimirla.

 

Autor: M.M.

Fotografía: elperiodico.cat

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s