Acumula casi 10.000 seguidores en Twitter, casi 400.000 suscriptores en Youtube y más de 60.000 seguidores en su cuenta de Instagram. Una pasión que se ha convertido casi en un trabajo pero sin olvidar que es un hobby. El orgullo de sus familiares la siguen empujando en una labor llena de esfuerzo.

Pregunta: Lo primero de todo, ¿cómo alguien decide dar el paso para convertirse en “influencer”? ¿O viene sin esperarlo? 

Respuesta: Uno no decide ser influencer, yo no intento influenciar a nadie, simplemente hago algo que me apasiona y lo comparto con los demás.
Pregunta: ¿Cómo empieza todo?
Respuesta: En mi caso empezó como un espacio donde dejar mis recetas y poderlas compartir con mis amigos.
Pregunta: Hay muchos prejucios sobre los conocidos como “influencer”, ya sean del mundo de la moda, de la gastronomía, etc. ¿Se gana económicamente los suficiente? ¿Es un trabajo más o simplemente un complemento?
Respuesta: Todo depende de quien hablemos, si hablamos del Rubius o de Dulceida pues imagino que sí. En mi caso, trabajo 8 horas en una multinacional, así que la cocina es solo un hobby.
Pregunta: Usted tiene familia, ¿cómo se lo explicó? ¿Y cómo se lo tomaron?
Respuesta: (Ríe) No soy una delincuente. No tengo nada que explicar, mis hijos están orgullosos de tener una madre youtuber, todos los niños quieren ser youtubers de mayores.
Pregunta: ¿Una descubre cuál es su verdadera pasión al sumergirse en un proyecto como el suyo, o se va con la idea preconcebida de que esto es lo que más te gusta?
Respuesta: A mi siempre me ha gustado cocinar, me apasiona cocinar, me relaja y disfruto cocinando para el disfrute de los demás. Un día tuve la oportunidad de grabarlo en vídeo y compartirlo y a la gente le gustó.
Pregunta: ¿Tiene una cara B el ser “influencer”? ¿Cuál es?
Respuesta: Al contrario de lo que la gente piensa, para tener un canal de youtube o RRSS con muchos seguidores hay que trabajar y mucho, no basta con colgar cualquier foto o vídeo. Detrás de cada “influencer” como decís hay mucha dedicación y esfuerzo. No creo que haya otra forma de crecer y mantenerse.

“Trabajo 8 horas en una multinacional, así que la cocina es solo un hobby”

Pregunta: ¿Cómo es su día a día? Es decir, es de las que se marca unos plazos para subir su vídeo, prefiere dejar surgir la inspiración…
Respuesta: Soy madre de dos niños y trabajo fuera de casa, mi día a día es como el de cualquier persona. Eso sí, mis ratos libres los dedico a mi afición, que es cocinar. Requiere un esfuerzo, pero me satisface enormemente.
Pregunta: ¿Se ha encontrado con algún rechazo desde el sector de la gastronomía “oficial”? Me refiero, los cocineros profesionales con restaurante y, quizá, estrella michelín, tienen cierta disconformidad con quien comparte las recetas por Youtube o Instagram?
Respuesta: Yo no me he encontrado ningún rechazo, todo lo contrario, he tenido la oportunidad de cocinar con algunos de ellos y ha sido toda una experiencia para mí.
Pregunta: Vivimos en un país en el que hay ciertos temas tabú y parece que en las redes sociales hay que estar en continua alerta para no meter la pata y sufrir el bajón de seguidores. ¿Usted cuida los detalles? Por ejemplo, evita pronunciarse en determinadas fechas políticas, o sobre determinados temas polémicos.
Respuesta: Yo, en mi canal y RRSS, hablo de gastronomía. Y al igual que no saco fotos de mis niños, no hablo de nada que no esté relacionado con la gastronomía, entiendo que todos los que estamos allí es porque nos gusta la cocina sin importar sexo, edad o religión.

“No hablo de nada que no esté relacionado con la gastronomía”

Pregunta: Hay muchas críticas y comentarios sobre la legislación en cuanto a trabajar como Instagramer y similares. ¿Cómo se gestiona todo eso? ¿Desde el propio núcleo de los protagonistas de Instagram, que al fin y al cabo son ustedes, quienes tienen miles de seguidores, se pide una regularización de la situación? Una normalización si prefiere llamarlo así.
Respuesta: Si es por los ingresos por publicidad es tan sencillo como acudir a tu gestor para declarar esos ingresos. Entiendo que cada cual hará lo que tenga que hacer, yo solo puedo hablar por mí.
Pregunta: La última pregunta es muy común. ¿Se lleva amigos del mundillo gracias a este “empleo”?
Respuesta: ¡Por supuesto! Tengo muchos y grandes amigos, es un lujo poder hablar de cocina y recetas con gente que comparte la misma pasión.
Pregunta: Y, simplemente, nunca está de más hacer una reivindicación, sea cual sea. Si quiere, adelante con ella.
Respuesta: Que cada cual haga lo que quiera, pero que sea auténtico.
Fotografía: Youtube.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s