El negro siempre lo vinculamos con el luto o con aspectos tétricos y lúgubres. En ocasiones, podemos vincularlo a la elegancia también.

En otras ocasiones, el negro lo usamos cuando queremos parecer formales. Y por supuesto, en galas de cine y otros premios similares, son muchos (y muchas) las que usan este color para ir a los festivales.

No obstante, este año, en la edición número 75 de los Globos de Oro de L.A (EEUU), celebrada el pasado 8 de enero, todos los directores, actores, productores y relacionados con la industria, se pusieron de acuerdo para vestirse de negro. Y no era precisamente por ninguna de las razones anteriores sino por otra, muy particular e importante: FEMINISMO. El movimiento TIMES UP.

El movimiento TIMES UP, se inició a principios de este año, en favor a el papel de la mujer, especialmente en el ámbito cinematográfico, donde tan injustamente han sido tratadas muchas de ellas.

Tras los casos que salieron a la luz de abusos sexuales perpetuados por profesionales de la industria que afectaron a muchísimas actrices, Hollywood levanta un grito y dice “TIMES UP”, “Vuestro tiempo se ha terminado”.

Por ello, en solidaridad a todas esas mujeres y en protesta de lo acontecido, todos los asistentes a la gala, incluso gran parte de los periodistas y demás medios de comunicación se tiñeron de negro para dar un mensaje positivo.

Uno de los discursos más aclamados y que se hizo viral en todas las redes sociales fue el de la periodista Oprah, ganadora de un premio Cecil B. Demille, siendo así, la primera mujer afroamericana en ganar este reconocido premio.

“Esperemos que este movimiento perdure”

En su discurso, Oprah reconoció el valor que han tenido todas las mujeres que han salido a hablar y que han querido compartir sus historias y recalcó, también, la gran valía de todas aquellas otras que se sentaron a escuchar.

A su vez, ofreció una posición de lucha por la igualdad colectiva, en la que todos deberían implicarse para que, juntos y no separados, la sociedad se dirija hacia ese nuevo horizonte: “Porque muchas mujeres – muchas están aquí mismo- y muchísimos hombres fenomenales están luchando duro para asegurarse de que ellos se conviertan en los líderes del mañana, que nos lleven a un tiempo en el que nadie tenga que decir nunca más ‘Yo también’”.

Feminismo, lucha colectiva, discursos reivindicativos y mucho color negro inundaron el recinto de Beverly Hills en el que se celebran los Globos de Oro. Esperemos que este movimiento perdure y que en unos años se recuerde aquel 8 de enero de 2018, como el día en el que el viejo Hollywood murió.

 

Autora: Alba Blanco

Fotografía: Instagram.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s