Pasan los días, las semanas, los meses y los programas. Entre tanta transformación, transgresión y cambio, Operación Triunfo se mantiene en lo más alto. En la cumbre de un éxito que puede ser efímero o, en el caso de las estrellas, sempiterno. Siguen haciendo historia, erigiéndose acertadamente como estandartes de una nueva sociedad.

La del amor, la libertad y la visibilidad, que dirían Raoul o Agoney. Después de una prueba de fuego como el primer concierto de Barcelona, los 16 triunfazos pisaron el escenario de Vistalegre. Quizá un lugar pequeño para el que merecían, pero nunca es fácil hacerse con el WiZink Center. No fallaron y lo llenaron.

El poder de las redes sociales se puede asemejar el de la música. Te teletransporta a lugares que no has pisado. A experiencias que no has vivido. O al cielo o al infierno. Sin estar presente en el concierto puedes llegar a sentir, aunque sea mínimamente, lo que sintieron los asistentes.

“En la cumbre de un éxito que puede ser efímero o, en el caso de las estrellas, sempiterno”

Los conciertos de la Gira OT han pasado a ser una exhibición bastante completa de lo que es el arte en todas sus variantes. Pocos programas pueden decir que su cuerpo de baile ha ganado tanta relevancia como los de OT. Se les conoce y se les reconoce. Han pasado a un primer plano partiendo desde la sombra. Sin ellos, el espectáculo, sería de menor nivel.

Y, cómo no, la música en directo. Pocas veces se puede escuchar. Parece ridículo y mentira, pero el panorama musical tiene ese problema. El playback ha ganado terreno a pasos agigantados y el acompañamiento sigue el mismo camino. En OT no podía ocurrir eso y así quedó claro en el escenario. Perfecta armonía.

Lo más importante, los cantantes. Desafinaron, sí. Pero hay momentos en los que desafinar no es un error. Es una muestra de saber sentir la canción. De llevar la emoción a su máxima expresión. Habrá que controlarlo, pero oye, a ver quién es el valiente de cantar delante de tanta gente con tan poca experiencia y tirar para abajo ese nudo en la garganta que aparece inevitablemente.

“Que se queden tranquilos. A alguien intrascendente no se le ataca ni se le nombra”

Acertaron pese a ello. Volvieron a sacar su cara más personal, la más reivindicativa. Le pregunté a Tinet sobre el casting de OT y su respuesta se va consolidando: eligieron personas con inquietudes sociales. Banderas LGTB, besos, lemas y, sobre todo, símbolos. España se ha visto golpeada por el asesinato de un menor llamado Gabriel. Estuvo presente en Vistalegre y eso es de reconocerlo. Que la música evite que la velocidad de la actualidad informativa en la prensa nos haga olvidar las cosas a los pocos días.

Y, quizá, eso es lo que ha molestado. Los medios nacionales han despertado ansiosos de acuchillar a OT. He leído a Cepeda quejándose. He leído a Manu Guix recriminando el olvido de músicos y bailarines. Pero, sobre todo, he leído artículos golpeando a diestro y siniestro a los protagonistas. Sin respeto, ni argumento, ni mucho menos criterio. Que cada uno es libre de escribir lo que plazca, pero se vislumbra esa intencionalidad previa de ganar visitas a base de palos.

Intentando ensuciar lo que fue una verdadera fiesta. Roberto Leal se fue ovacionado. Seguro se sintió como la máxima estrella del Sevilla, equipo al que sigue, abandonando el Sánchez Pizjuán. Otros profesores levantaron a la grada como si de animadores experimentados se tratara. Y algunos lo omiten.

Que se queden tranquilos. Todos. Eso es una buena noticia. Las críticas solo llegan si tienes la oportunidad de lucirte. A alguien intrascendente no se le ataca ni se le nombra. Que les sigan las luces y los palos, que terminarán por deslumbrar a sus detractores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s